El diseño arquitectónico es la disciplina encargada de proponer espacios y planificar construcciones, poniendo énfasis en los detalles, la estética, la estructura y sus sistemas para permitirle ser eficiente y tecnológicamente vanguardista.




Antes de iniciar un proceso de diseño arquitectónico se deben considerar ciertos rubros como las dimensiones y características topográficas, la disponibilidad de servicios como el drenaje, electrificación, agua potable, accesibilidad, orientación, etc.

También se deben considerar la altura, número de pisos,  superficie a construir, usos de los espacios y el presupuesto.

El diseño arquitectónico pretende brindar soluciones técnicas para los proyectos de arquitectura y debe satisfacer los requerimientos de espacios habitables para los humanos, utilizando para ello consideraciones estéticas y los recursos tecnológicos.

En el proceso del diseño arquitectónico identificamos 5 etapas principales: El programa de diseño, donde se enumeran los requerimientos y elementos a tomar en cuenta; Un diseño arquitectónico inicial, aquí se proponen formas útiles derivadas del programa de diseño; Hipótesis de diseño, es un acercamiento conceptual al objeto a diseñar; Zonificación, es la distribución de los elementos y espacios establecidos en el programa de diseño y; finalmente, el Proyecto arquitectónico que es el grupo de planos, esquemas y textos explicativos que componen el diseño arquitectónico de una construcción.